miércoles, 15 de julio de 2015

Entrevistas de trabajo "curiosas" y mis actuaciones

Todos los que llevamos tiempo en el mundo laboral y sobretodo en el entorno TIC, hemos vivido varias épocas de movimiento laboral y otras en las que nadie te llama ni aparecen ofertas; como todo, es un flujo según el mercado y la famosa ley de oferta y demanda, hasta ahora nada nuevo, verdad?

Lo curioso es lo que me he ido encontrando en las diversas entrevistas de trabajo que he ido haciendo en mis  más de 13 años cotizados de vida laboral, entre ellas puedo destacar las siguientes:

- La entrevista más corta de mi vida.  Era poco después del boom de las punto com, respondí a una oferta que parecía interesante y me presenté a la hora, allí, después de pasar a un despacho, entran dos personas y me dicen (casi literal) "No queremos perder tiempo, queremos una persona que firme un contrato de 40 horas pero que trabaje un mínimo de 60-70, a ser posible 80-90 horas", me quedé medio ojiplático y lo que contesté fue "¿El salario seria en base las 40 horas o las horas trabajadas?", su respuesta fue "40 por supuesto", a lo que, vale, era joven, pero eso era un robo a cara descubierta en toda regla y mi respuesta fue un "No me interesa, buenos días", me agradecieron el tiempo y nos fuimos.
- Buscando ilegalidades. En otra entrevista, estoy con dos personas (otra vez), un aparente técnico y otro aparente responsable de sistemas y toda la entrevista se centró en lo que había hecho de hacking de sistemas, y si había hecho algo ilegal, y si había entrado en algún sitio, donde había entrado, como lo había hecho, si guardaba cosas en casa o donde las guardaba, ... todo me pareció raro a lo que me centré, básicamente, en decir que no había hecho nada de eso, que si lo había hecho, no tenía por que responder pues sería secreto profesional y debería tener firmado un acuerdo de confidencialidad con el cliente en caso de ser "ético" y en caso de ilegal, era algo personal. Estuvieron más de 15 minutos insistiendo y al final desistieron y me dieron las gracias y que me llamarian, hecho que, por supuesto, no hicieron. ¿Eran policias buscando hackers?
- Múltiples tests. Hubo una época que se puso de moda hacer tests de personalidad; sobre este tema, el record lo tiene otra empresa donde tuve que pasar 5 (sí, cinco) tests diferentes, en 5 días diferentes. Según parece, cada test era eliminatorio. Ya en el tercero iba algo molesto, en el 4º cansado y en el 5º ya estaba de cachondeo, pero fui algo "preparado". Fue al terminar el test que me dijeron que si lo pasara, el siguiente paso sería tener una entrevista con el departamento de RRHH, que si pasaba esa fase, luego hablaría con un responsable técnico y luego con un técnico para validar mis conocimientos, a lo que les pregunté cuando podría hacer o ver yo los tests a las personas con las que trabajaría y a la empresa, pues si ellos sabían tanto sobre mí, era justo que yo supiera, al menos algo parecido, de los compañeros y de la empresa. De los compañeros deseaba saber su experiencia y CVs, puesto que ellos tendrían mi CV y de la empresa, pues los datos mínimos de facturación, año de creación, evolución... yo ya iba con la idea de que no quería trabajar allí, pero pasé un rato divertido justificando lo que consideraba que era mi derecho a tener el mismo grado de información que tenían sobre mí. Les costó entenderlo, pues yo no era nadie en la empresa. Por supuesto, salí con una sonrisa. Como ya tenía trabajo, no me preocupaba el 'no' de esa empresa, al final, el 'no' lo dí yo, por que entre test y test no daban nada de información del puesto en concreto ni hablar de sueldo ni nada, todo debía esperar al final y así no es muy correcto.
- Centrarse solamente en el salario. Una empresa ganó un concurso en el que yo estaba trabajando y como estrategia típica, te llaman pues les interesa, al menos inicialmente, el conocimiento que tienes del cliente. En este caso, como ya sabían lo que hacía, les dí algunos detalles que desconocían, más que nada para venderme mejor y luego estuvieron casi media hora preguntándome por el sueldo, lo que cobraba, que ellos necesitaban saberlo, a lo que me cerré en banda, que ellos me hicieran una oferta según mi conocimiento, que si era válido, lo habláramos que si no, les indicaría que por esa cantidad no, gracias. Como nota negativa por su parte, hubo el responsable que llegó a tratar de amedrentarme diciendo que si no iba a trabajar para ellos, la empresa en la que estaba me despediría, al haber perdido el concurso, que era lo normal (¿lo normal que hacían ellos? ¿Cree el ladrón que todos son de su condición?) Yo estaba tranquilo, pues ya tenía proyecto asignado, a lo que no bajé del burro, al final les dí un margen MUY amplio y que ellos decidieran. Por supuesto, no me seleccionaron, pero es una empresa para la que no me gustaría trabajar por otras experiencas posteriores. ¿Tanto cuesta tratar de hacer que la gente se sienta bien?

Actuaciones que suelo hacer yo en las entrevistas de trabajo.
- "Pagar" con su misma moneda. Ante preguntas sobadas del tipo "¿Cuáles son tus debilidades y tus fortalezas?", "¿Dónde te ves en 5 años?", "¿Qué le puedes ofrecer a la empresa?" o parecidas, tomo nota de ellas y al terminar la entrevista, suelen pedir que si tienes alguna pregunta sobre el puesto o la empresa, la haga, es entonces cuando suelo hacerles las mismas preguntas que me han hecho, para ver sus respuestas. Eso me permite ver si mi respuesta ha sido más o menos apropiada, si la persona tiene la humildad de responder, ver como gestiona emocionalmente el hecho que le hagan las preguntas como si fuera entrevistado y su agudeza mental, entre otros. Por ahora, poca gente me ha sorprendido gratamente. Esto debería ser algo normal y seria predicar con el ejemplo, pero no parece que sea el pan de cada día.
- Recordar las respuesta de RRHH. Siempre que me llaman diciéndome que no he sido seleccionado para el puesto, lo agradezco y pido saber la razón, para tratar de mejorar y detectar mis puntos de mejora, si responden, les agradezco su respuesta y atención, deseando contactar con ellos en un futuro. Por supuesto, registro la empresa, persona y si ha respondido o no, esto hace que cuando una empresa que no me ha respondido, por mala gestión interna, vuelve a contactarme al cabo de un tiempo para otro puesto diferente, hay veces que les pregunto si me llaman por la respuesta de la selección anterior, a lo que los suelo dejar descolocados y es cuando les informo que tuve ya  una selección con ellos y se quedó en que se me avisaría y no había recibido ninguna respuesta, aún, si ese contacto era para la respuesta. Esto, generalmente ayuda a que en esta selección me traten bien, pues ven que han fallado en algo básico como cuidar a las personas que puede que en un futuro esté en la empresa como compañero. Con esto, quiero agradecer a todas las personas que me han llamado con el resultado negativo de una selección, que son MUY pocas.
- Que se mojen. Me atrevo a decir, por lo que veo, que, por ahora, soy un rara avis. Pues tengo trabajo y me llaman para entrevistas bastante asiduamente (un par de veces al mes, por lo menos), muchas no llegan a entrevista en persona, pero si ésta llega, cuando toca la fase final que es lo que cobro, no suelo decir el sueldo, no lo considero importante, les digo que no me importa solo el sueldo, si no que me hagan un "pack", donde esté, a parte del sueldo, horario, condiciones laborales, ubicación, días de vacaciones, entorno de trabajo, beneficios sociales, si toca viajar asiduamente y toda la información que consideren oportuna, con eso, tomaré una decisión, pues el sueldo es importante para pagar la hipoteca, comida y demás gastos, pero estar con la família y las actividades personales son una base a la que no quiero renunciar. Esta respuesta suele descolocar, pero considero que el trabajo de un departamento de RRHH es ver la variedad de necesidades de los trabajadores y me cuesta creer que soy el único que piensa así. Por supuesto, el no decir el sueldo es para ver si están dispuestos a llegar a un suelo interesante sin ajustarse a mi nivel actual, es decir, que me contraten por lo que sé, no por que cobro menos de lo que les gustaría.
- No te he buscado yo, me has llamado tu. Como ya he reconocido, me van llamando para entrevistas de trabajo, no soy yo el que tiro el CV y esto hace que la situación en una entrevista de trabajo se vaya con otra baza muy distinta, no es que yo desee el trabajo (que puede que sí), si no que la empresa desea mi conocimiento, con eso, tengo un factor importante de negociación, sobretodo cuando llega la pregunta típica de "¿Por qué quieres cambiar de trabajo?" y es divertido cuando les digo que yo no he llamado, que me han llamado ellos y que yo estoy allí para escucharles y ver si podemos hacer algo en común. Suele haber quien se descoloca y está un rato dudando, buscando entre papeles no se qué información, pero entonces, la actitud del entrevistador suele ir a mejor. Esto ayuda a que no se vaya nervioso a la entrevista de trabajo, si no que se vaya tranquilo y eso se nota.

Es curioso que áreas de RRHH y directivos con los que me he entrevistado, no vean esto como algo habitual. ¿Alguien ve esto como algo raro?