lunes, 15 de septiembre de 2008

Bebidas espirituosas medievales

Algunas recetas interesantes que se hacian antes.

Vino especiado

En la Edad Media era costumbre consumir vino especiado llamado IPPOCRASSO que estaba hecho con tinto y CHIARETTO que estaba hecho con blanco.
Esto se consumía a menudo al acabar de comer con dulces, mermeladas y tartas.

En aquellos días era común “enriquecer” los vinos con especias, hierbas, y miel.
Esto se hacía por dos razones, primero servía para mejorar el sabor de los vinos menos sabrosos o malos y en segundo lugar y más importante, alargar el tiempo que este se podía conservar.

Subiendo la gradación alcohólica de un vino añadiendo miel o azúcar era un método, pero también había especias que lograban el mismo objetivo.

Hoy en día podemos producir el vino especiado para nuestro placer, con la misma receta de aquellos días.

1 Litro de vino ( tinto o blanco)
8 gr. De canela
8 gr. De enebro
8 gr. De pimienta negra
8 clavos de especias
5 cucharas de miel o 150 gr. de azúcar
1 pieza de “galanga” (jengibre)

Machaca las especias, menos el clavo, en un mortero y añádelas a la miel o al azúcar en un caldero con el vino, deja macerar por 2/3 horas y luego fíltralo bien. Pon el vino en una botella y deja reposar por lo menos 24 horas antes de consumir.
Hay quien pone el caldero de vino a fuego lento mientras se estámacerando.
Aqui hay su historia y otras recetas internacionales. (En inglés)

Hidromiel

La palabra HIDROMIEL es de clara derivación latina, HIDRO = Agua, MEL = Miel.
A pesar de esto, esta bebida es mucho más antigua..
Una expedición arqueológica encontró en una tumba de la Edad del Bronce una jarra con la sedimentación de una bebida a base de miel.

El Hidromiel era una bebida sagrada con el poder de llevar a los hombres que la tomaban a un superior estado de percepción, ayudando la comunión con los Mundos Superiores.
El uso ritual del Hidromiel en el mundo celta correspondía a menudo con las principales fiestas: SAMHAIN ( 1º Nov); IMBOLC ( 1º Feb.) ; BELTANE (1º May.) LUGHNASADH ( 1º Ago.).

Lo que hoy en día llamamos HIDROMIEL ARCAICO veía reflejado en su creación los elementos que constituyen el mundo; Agua, Fuego, Tierra, Aire.
La destilación ritual del hidromiel en el mundo celta era llevada a cabo por los Druidas. Ellos cogían el agua desde una Fuente Sagrada, dejando allí después una pequeña ofrenda para agradecer a la Naturaleza y favorecer el éxito de la destilación.
Este agua era calentado en un Caldero puesto sobre rocas Ardientes y en ella el druida ponía la miel directamente del panal con la cera, abejas muertas etc.. Era mejor si el panal estaba situado cerca de la misma fuente sagrada.
El Druida escupía en el Caldero una vez que la miel estaba disuelta y su saliva hacía la función de levadura dando comienzo al proceso de fermentación. A menudo al preparado se le añadían hierbas aromáticas y piezas de corteza de árboles que se creía tenían propiedades mágicas y además mejoraban el sabor.

Vino de naranja

Ingredientes:
1/4 de litro de alcohol 50º
400 gr de azucar moreno
1/2 piel de limón
4 pieles de naranja
6 clavos de especia.

Preparación: Poner todos los ingredientes a macerar durante unos 6 meses dentro de una jarra de barro bien tapada. Pasado el tiempo cambiar de recipiente filtrándolo y ya está preparado para servir.

Limoncello
Ingredientes:
1 litro de alcohol puro (o absoluto; se compra en farmacias)
1/2 kilo de azúcar
1 litro de agua
12 limones (solo se usa la parte amarilla de la piel, intentando incluir el mínimo posible de lo blanco).

Preparación: Poner la piel de los limones en un botellón con el alcohol durante una o dos semanas. Mas vale que dicho botellón cierre bien, si no acabaremos con una bebida apta para niños. Y no queremos eso, ¿verdad? El tiempo es variable, hay que esperar que la piel tiene que ponerse blanca y el alcohol amarillento. Luego hay que hacer un sirope: se poner a hervir un litro de agua y se le añade medio kilo de azúcar, y luego se remueve hasta que tenga consistencia de jarabe. Se deja enfriar (no del todo, con que este tibio basta), se añade el alcohol al sirope, se mezcla bien y se deja enfriar del todo. Hay que buscarse botellitas pequeñas y medio guapas para guardarlo en el congelador, y servir helado. No se congela, claro. La cantidad de alcohol debería daros una pista de por que. Tiene que estar en reposo como mínimo una semana, y se sirve directo del congelador.

A disfrutar!!

2 comentarios:

ju. dijo...

me encantó y se me antojó este post ji :)
saludos

Julia

Xavi Vila dijo...

No pasa nada. Me encanta que te haya encantado.

Si haces alguna prueba, avisa!

Xavi.